logo

Menú Principal

Mi receta para: promover y proteger la lactancia materna

“Desde el comienzo de la vida y al menos hasta los dos años, la leche materna representa el alimento ideal para niños y niñas”, explica la nutricionista Patricia Gajardo.

Desde el Departamento de Calidad Educativa, la nutricionista Patricia Gajardo, encargada del área Vida Saludable, entrega las claves para una lactancia materna exitosa.

Promoción y apoyo a la lactancia materna

El próximo jueves 1 y hasta el miércoles 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, este año bajo el lema es “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”. Patricia Gajardo es nutricionista de la sección de Bienestar Integral, del Departamento de Calidad Educativa de la Junji. Ella nos explica que esta celebración mundial es una plataforma a cargo de la Alianza Mundial pro Lactancia Materna, WABA, por su sigla en inglés -respaldada por la Organización Mundial para la Salud, OMS y Unicef- que en esta oportunidad busca exigir que haya normas que resguarden el amamantamiento de los lactantes y el derecho de la madre a tener una lactancia plena.

Ley que resguarde el derecho a la lactancia

Al respecto, Chile se enorgullece por la recientemente aprobada Ley 21.155, que rige la protección de la lactancia materna y el amamantamiento, y sanciona cualquier discriminación arbitraria que cause privación, perturbación o amenaza a estos derechos. “Esta ley reconoce el valor fundamental de la maternidad y la lactancia materna, como un derecho de la niñez. Además, de consagrar el acceso de todo niño y niña a la leche humana, establece el derecho de las madres a amamantar libremente a sus hijos e hijas. Pero lo más importante es que garantiza el libre ejercicio de la lactancia materna y del amamantamiento libre, y sanciona cualquier discriminación”.

Políticas orientadas a la protección de la lactancia

En la Junji contamos con la acreditación “Jardín Infantil Amigo de la Lactancia Materna”, JIALMA, que protege la continuidad de la lactancia para niños y niñas que ingresan a salas cunas de Junji. Señala que para este año la certificación considera el nuevo Manual de acreditación elaborado en la mesa del intersector Minsal, Integra y Junji. Lo más importante es que las Unidades Educativas cuenten con una sala de amamantamiento, con horarios flexibles para que la madre amamante o pueda extraer su leche y entregarla debidamente rotulada para que su bebé la reciba cuando la requiera. Además, el equipo educativo capacitado acompaña a las madres en este proceso, motivándolas y entregando orientaciones sobre los beneficios “Este año se certificarán 46 unidades educativas, esperando contar con 563 salas cunas acreditadas como JIALMA”, cuenta entusiasmada.

Informar y destacar los beneficios de la lactancia, tanto para el niño como para la madre

“Desde el comienzo de la vida y al menos hasta los dos años, la leche materna representa el alimento ideal para niños y niñas”, explica Patricia.

Además, la lactancia crea un fuerte vínculo entre la madre y su hijo o hija; ofrece la combinación ideal de nutrientes para el bebé, incluyendo vitaminas, proteínas y grasas que necesita; le entrega a la guagua anticuerpos y una barrera inmunológica natural; previene las alergias; y favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, entre otros beneficios.

Otros importantes beneficios se encuentran relacionados con el desarrollo y equilibrio emocional de niños y niñas; el sentirse amado y protegido; desarrolla con mayor fuerza su inteligencia emocional y su autoestima, que a lo largo de su vida determinará un ser humano seguro, amoroso, con capacidad de aprender y enfrentar el mundo que lo rodea positivamente.

Asimismo, la lactancia ayuda a contraer el útero de la madre después de dar a luz; la hace liberar hormonas que promueven el sentido del apego y el amor hacia su bebé; y le ayuda a recuperar el peso, entre otros beneficios.

Previous Next