logo

Menú Principal
Junji abre jardines de verano para las familias que trabajan en febrero
  • 226 545 000
  • Marchant Pereira 726, Providencia, Santiago.

Santiago, (@JUNJI_Chile). Todos los niños y niñas tienen derecho al descanso y vacaciones. A pesar de que el ideal es que estén con sus familias, en verano son muchos los padres y madres que deben trabajar, siendo el cuidado de sus hijos e hijas una de sus mayores preocupaciones.

Atendiendo a esta realidad, desde hace varios años la Junji cuenta con Jardines de Verano, programa que recibe durante el mes de febrero a niños y niñas hasta los 4 años 11 meses de edad en distintos establecimientos y lugares adaptados para su desarrollo. En total, este año se dispusieron 174 espacios educativos a lo largo del país, en donde los párvulos podrán disfrutar de actividades recreativas, lúdicas, artísticas y paseos al aire libre.

Durante 2018 fueron 6.250 los niños y niñas que participaron de este programa. Para este año, se dispusieron más de 7.300 cupos. Resaltando las vacantes disponibles para este verano, la vicepresidenta ejecutiva de la Junji, Adriana Gaete Somarriva, acompañada de la directora regional Metropolitana, Mónica Morales Seguel, realizaron el lanzamiento oficial del programa en el Jardín Infantil “Los Copihues”, de San Joaquín.

En el establecimiento, ubicado en la población La Legua, se dieron a conocer algunas de las actividades a desarrollar durante el mes de febrero, donde destacaron los juegos con arena y agua. También se realizó una muestra de la alimentación saludable que recibirán los niños y niñas en esta época. Todo lo anterior, busca que las familias puedan trabajar tranquilas, mientras sus hijos son cuidados y estimulados y, a la vez, disfrutan de un entorno distinto que los hará sentir que están de vacaciones, pero dentro de un jardín infantil.

Durante la actividad, la máxima autoridad de la institución, destacó la importancia de los jardines de verano para los niños y niñas, pero por sobre todo para los familiares a cargo del hogar, muchos de los cuales trabajan en faenas agrícolas o turísticas en zonas rurales del país.

A través de este programa educativo, la Junji apoya a las mamás, papás, y abuelos de los niños para que puedan desempeñar su trabajo sabiendo que ellos están en un entorno protegido y realizando actividades que si bien son recreativas, también van en beneficio de sus aprendizajes. No hay que olvidar que el juego es el principal medio que tienen los niños para aprender y conocer”, indicó Adriana Gaete.

Junto con resaltar este beneficio, se destacó que los jardines de verano serán supervisados periódicamente por los equipos técnicos territoriales de la institución, conformados por nutricionistas, trabajadores sociales y educadoras de párvulos, lo cual asegurará que las actividades serán educativas, lúdicas, atractivas y flexibles, y que velarán siempre por la seguridad de los niños y niñas.

 

Galería de imágenes

Previous Next