logo

Menú Principal
  • 322 174 438
    322 174 446
  • Álvarez 646, piso 3, Viña del Mar
  • 1382
  • 282
  • 17981

Valparaíso, (@JUNJI_Valpo). La llegada del verano no sólo invita al descanso y la distracción, sino que también a cuidar la alimentación para evitar cuadros de deshidratación y otras consecuencias que traen consigo las altas temperaturas, sobre todo en los niños y niñas.

Los días más cálidos incitan a realizar actividades al aire libre, por lo que el consumo de agua, frutas y verduras de la estación deben ser parte de la dieta fundamental en la época estival, así también otros cuidados como el uso frecuente de bloqueador solar, gorros y lentes que aminoren los efectos de los rayos solares en la piel.

Velar por el correcto lavado de las frutas y verduras, además de preservar la cadena de frío de los alimentos y su correcta manipulación, son también parte de los factores a considerar en esta época a fin de evitar enfermedades gastrointestinales que pueden ocasionar cuadros de deshidratación.

Velar por el correcto lavado de las frutas y verduras, además de preservar la cadena de frío de los alimentos y su correcta manipulación, son también parte de los factores a considerar en esta época a fin de evitar enfermedades gastrointestinales que pueden ocasionar cuadros de deshidratación.La nutricionista y encargada del programa de alimentación de la Junji Valparaíso María Teresa Lasalle, afirmó que al salir de vacaciones o paseo es importante comprar y consumir alimentos en locales establecidos, que cuenten con lo estipulado en el Reglamento Sanitario de los Alimentos, como también si se transportan alimentos estos sean en contenedores que mantengan la cadena de frío y por su puesto sólo consumir agua potable, especialmente cuando se realizan camping.

“En esta época de verano es importante no abusar de los helados, que sean de agua preferentemente, consumir jugos de fruta, que coman hartas verduras y procurar que los alimentos no pierdan las cadenas de frio, llevamos mucha comida y no nos preocupamos de la temperatura que va a tener.

“También es importante comprar en locales establecidos, que cuenten con resolución sanitaria, fijarnos en el tipo de manipulación porque en el verano es cuando más abundan las enfermedades gastrointestinales”, advirtió la profesional.

Recomendaciones para las familias

-Mantener a los niños/as permanentemente hidratados, dando aguas de hierbas o jugos de frutas sin azúcar.
-Realizar actividades al aire libre con los niños/as como salir andar en bicicleta, recorrer el barrio, etc.
-Aumentar el consumo de frutas y verduras frescas
-El lavado de frutas y verduras debe ser riguroso para prevenir enfermedades de verano, diarrea aguda y hasta hepatitis.
-Esperar al menos una hora después de comer antes de ingresar al mar o la piscina
-Al exponerse al sol los niños deben usar ropa liviana y sombrero.
-Los bebés menores de 6 meses no deben exponerse directamente al sol, es recomendable no llevarlos a la playa
-Los bebés menores de 6 meses no deben usar bloqueador solar, desde los 7 meses hacia arriba podrían hacerlo con prescripción médica
-Respetar los horarios y frecuencia del amamantamiento para mantener hidratados a los lactantes

Previous Next