logo

Menú Principal
  • 322 174 438
    322 174 446
  • Álvarez 646, piso 3, Viña del Mar
  • 1382
  • 282
  • 17981

Viña del Mar, (@JUNJI_Valpo). Y llegó la ofisha (oveja) de visita al Jardín Infantil “Estrellita del Futuro” del sector Gómez Carreño. Sobre el pasto posó su peludo cuerpo y fue ahí donde niños y niñas desde la sala cuna hasta los niveles medios tuvieron la posibilidad de acariciarla, sentir su suave pelaje y conocer de dónde surge la lana con la que se elaboran algunas vestimentas.

Esta actividad forma parte del potente trabajo que desde el 2012 se vienen desarrollando en el recinto educativo de la Junji Valparaíso y que ha sido liderado por la Educadora de Lengua y Cultura Indígena (Elci) Mónica Liempi y la técnico en educación de párvulos, Roxana Navarro. El compromiso de ambas ha permitido que hoy la comunidad educativa evidencie profundos avances en materia de revitalización de la cultura mapuche, y que los niños y niñas la vean como un saber vivo y no extinto.

Mediante el epeu (cuento o relato mapuche), el sonido de instrumentos musicales propios de la cultura, el cultivo de plantas medicinales (Lahuen) y la preparación de alimentos mapuches, los párvulos y sus familias van adentrándose en estos saberes mediante el protagonismo, el vivir las experiencias, Cada actividad desarrollada en el jardín infantil es planificada acorde a la edad de los niños y niñas que participarán y pensada para ser desarrollada en pequeños grupos.el aprender observando y haciendo.

“Viviendo la experiencia es cuando se aprende y así se hace en la cultura mapuche. Los niños y niñas mapuches adquieren conocimiento ayudando a sus madres y padres en el quehacer diario, alimentando a los animales, cocinando, ayudando a trasquilar a las ofishas para sacar la lana y posteriormente hacer las mantas, recogiendo la leña para calentar el hogar. Nuestra cultura valora el protagonismo en el aprendizaje y también la toma de conciencia de que todo tiene un proceso, que la naturaleza tiene su tiempo, que para comer hay que cultivar y luego cosechar, y eso es lo que queremos transmitir”, sostuvo Mónica Liempi.

Cada actividad desarrollada en el jardín infantil es planificada acorde a la edad de los niños y niñas que participarán y pensada para ser desarrollada en pequeños grupos.

“La idea de que las actividades se realicen con un número máximo de 5 niños tiene por finalidad generar un espacio de aprendizaje más familiar, además de instancias de diálogo y conversación con los párvulos, donde ellos tengan la oportunidad de preguntar, opinar y ser protagonistas de los aprendizajes”, señaló Roxana Navarro.

Para Mónica Liempi el trabajo que se materializa en el establecimiento va más allá de la difusión de la cultura ancestral, tiene que ver también con propiciar en los niños y las niñas una mentalidad abierta a la diversidad, de respeto hacia el otro, de valorar nuestros orígenes y de aceptar a los otros y otras que por distintos motivos han decidido dejar sus países de origen para residir en Chile”, puntualizó Mónica Liempi.

Previous Next