logo

Menú Principal
Padres y apoderados participaron activamente en Encuentro Regional de inclusividad

Concepción, (@JUNJI_Biobio). En la Universidad Santo Tomás se desarrolló el Encuentro Regional del convenio de Atención Temprana que Senadis lleva adelante con la Junji Biobío, Fundación Integra y Fundación Cepas. En la actividad, participación más de 100 madres, padres y apoderados de niños y niñas en situación de discapacidad y rezago del desarrollo, quienes estuvieron acompañados por profesionales, a fin de socializar diversas temáticas en relación a la discapacidad.

El encuentro se realiza todos los años, desde que fuera implementado en el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera y que actualmente en la región beneficia a 33 jardines infantiles, ubicados en 17 comunas, para atender a 90 niños y niñas en situación de discapacidad, con una población de beneficiados indirectos, que asciende a 1.500 niños y niñas.

En la oportunidad se mostró un video del Convenio de Atención Temprana que se ejecuta en el Jardín Infantil “Antu Rayen”, en la comuna de Cañete. En los testimonios, la apoderada Evelyn Salas, madre de Felipe, indicó que llegó a este jardín infantil hace un 1 año y tres meses con un diagnóstico de asperguer.

En la oportunidad se mostró un video del Convenio de Atención Temprana que se ejecuta en el Jardín Infantil “Antu Rayen”, en la comuna de Cañete.“He sentido que lo han incluido muy bien y que hay un gran apoyo detrás para trabajar con él. Eso se ve reflejado en el comportamiento de Felipe, dentro de la sala de clases, en la casa, en cualquier lugar. Como familia en realidad estamos muy felices porque hemos visto un gran avance en todo aspecto, socialmente, su comportamiento, ha logrado más independencia. Estamos muy contento con el programa Senadis en el jardín. Como familia, como mamá estoy muy feliz porque he visto logros en mi hijo”, precisó.

En este aspecto, la directora regional(s) del Senadis, Yennifer Morales, dijo que la idea del Convenio de Atención Temprana, es incorporar en los jardines infantiles, profesionales del área de la salud; pueden ser kinesiólogos o terapeutas. El rol de ellos es intervenir directamente con los niños y niñas en procesos de rehabilitación.

“Así pueden orientar a las familias para poder trabajar en el hogar y lo mejor y lo más importante, dejar capacidad instalada en los jardines infantiles y en la comunidad educativa. El rol de la educadora diferencial que también queda inserta en esta dupla de profesionales, es trabajar la diversificación de aprendizajes y así los niños y niñas quedan en igualdad de condiciones al resto de sus compañeros. Es un gran logro este convenio”, subrayó.

El convenio tiene por objeto contribuir a la inclusión social y equiparación de oportunidades de niños y niñas en situación de discapacidad y/o rezago del desarrollo de menores de 6 años, que asisten a establecimiento de educación inicial de la Junji, para lo cual Senadis financia la contratación de una dupla profesional, uno del área salud y otro de educación.

Luis Vásquez, director regional de la Junji Biobío, recalcó la importancia de este convenio en función del desarrollo integral de los niños y niñas. “Es un trabajo virtuoso que permite consagrar el derecho a la educación de los niños y niñas, independientemente de las condiciones en que se encuentren”, aseveró.

Previous Next