logo

Menú Principal
  • 582 578 700
    582 578 704
  • 18 de Septiembre 1949, Arica
  • 510
  • 53
  • 3990

Arica, (@JUNJI_Arica). Cada mañana ocho Educadoras de Lengua y Cultura Indígena (ELCI) transfieren sus saberes a los niños, niñas, familia y personal de los jardines infantiles de la JUNJI Arica. Este valioso aporte fue reconocido en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena.

En el encuentro, encabezado por la seremi de Educación, Lorena Ventura; la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Carolina Luza y la directora regional de la JUNJI, Sandra Flores, fueron homenajeadas las ELCIS: María Mamami, Martha Cañari, Santusa Mamani, Eva Flores, Mery Quelca, Gloria Castro, Susana Achillo y Silvia Cañari, quienes estuvieron acompañadas por las encargadas y apoderados de los establecimientos en los que se desempeñan.

“Es una hermosa experiencia el transmitir nuestros saberes ancestrales a niños tan pequeños, quienes nos reciben con mucho cariño y nos permiten enseñarles nuestra lengua y tradiciones. Estamos agradecidas por este reconocimiento, sé que dentro nuestro llevamos a una Bartolina Sisa”, manifestó Martha Cañari durante la ceremonia realizada en el Jardín Infantil “El Pedregal”.

En esta misma línea, las autoridades presentes destacaron el quehacer que desarrollan las ELCI en la promoción del conocimiento, respeto y valorización de la cultura aymara desde la primera infancia, inclusión en las aulas que se enmarca en un convenio firmado entre JUNJI y Conadi.

Cabe mencionar que el trabajo pedagógico de las ELCI al interior de los jardines infantiles tiene por objeto que las niñas y niños entiendan la importancia de la cultura originaria y adquieran nociones básicas de la lengua aymara como enumerar, saludar y nombrar animales, colores y lugares. Resulta muy cotidiano para los párvulos iniciar cualquier acción enumerando el maya, paya, kimsa; o bien entonar canciones infantiles mezclando el español y aymara.

El Día Internacional de la Mujer Indígena fue establecido en el año 1983 durante el II Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América en Tiwuanacu, Bolivia. La fecha escogida fue el 5 de septiembre, mismo día en que en 1782, fue asesinada Bartolina Sisa; mujer aymara admirada por los pueblos originarios de América por el ejemplo de fortaleza y valentía en la lucha por la existencia y la libertad de los pueblos ancestrales.

Previous Next