logo

Menú Principal
  • 522 523 000
  • Atacama 390, Copiapó
  • 519
  • 74
  • 4230

Copiapó, (@JUNJI_Atacama). Emocionados y con una gran sonrisa, llegó un grupo de párvulos del Jardín infantil “Girasol” hasta el Hogar Nuestra Señora de la Candelaria para realizar una visita a los adultos mayores que habitan en ese lugar, como parte de una experiencia educativa.

Una visita bastante especial, ya que desde hace 3 años en el Día del Adulto Mayor y en la semana aniversario del establecimiento de la JUNJI Atacama, tanto niños y niñas como los apoderados y comunidad educativa se preparan con regalos y sorpresas, que llevan cada vez que concurren al hogar.

Fue una jornada emotiva, tanto para los párvulos que compartieron e intercambiaron palabras con los adultos mayores, como para los residentes, a quienes los pequeños cariñosamente llamaban “abuelitos”.

La encargada del Jardín Infantil “Girasol”, Cristina Droguett, agradeció la oportunidad que le brinda el hogar, al abrir sus puertas para que los párvulos de su jardín puedan interactuar con los adultos mayores que viven en el lugar.

“Esta visita la realizamos desde hace tres años, en un comienzo veníamos una vez al año, pero desde el año pasado les visitamos dos veces. El objetivo principal de esta actividad es generar instancia de cariños y afectos de muchos niños que no tienen un abuelito y también para los adultos mayores que muchas veces no reciben visitas de sus nietos o de los niños de su familia. Es maravilloso ver como los niños llegan y generan todo este cariño y revuelo en el hogar, y lo importante es que son acompañados por sus familias que se hacen el tiempo para compartir esta linda experiencia con sus hijos”, indicó la educadora.

En tanto, la directora del Hogar Nuestra Señora de la Candelaria, madre Luciana Abanto Chávez, destacó la visita realizada por el jardín infantil y enfatizó que el hogar está abierto para quienes quieran ir a visitar o a cooperar con ellos.

“Este es un encuentro muy bonito que se realiza entre el niño y un abuelito, ya que hay algunos que nunca ha venido su nieto a visitarlo y al recibir una sonrisa y una caricia de un niño les alegra el corazón. Esta instancia también sirve para el crecimiento del niño, porque se da cuenta que existe una persona mayor y se hará preguntas acerca de eso y también servirá para cuidar y valorar a los adultos mayores”, finalizó.

 

Galería de imágenes

Previous Next