logo

Menú Principal
  • 322 174 438
    322 174 446
  • Álvarez 646, piso 3, Viña del Mar
  • 1382
  • 282
  • 17981

Valparaíso, (@JUNJI_Valpo). Con un carisma innegable y una inmensa sonrisa nos recibe Vicente en su sala del Jardín Infantil “Peti Mahatu”. Es en ese espacio, y contra todo errado pronóstico médico luego de ser diagnosticado con síndrome de down, ha comenzado a dar sus primeros pasos y a relacionarse con sus amigos y amigas, con quienes no sólo comparte juegos, sino que sinceras muestras de afecto, porque Vicente tiene una capacidad innata para empatizar con el otro.

Vicente Maggini es el primogénito de una joven pareja residente en Placeres Alto y que en una de sus caminatas por las afueras del establecimiento fue interceptado por la directora del recinto, quien los invitó a formar parte de la comunidad educativa y así iniciar un nuevo camino para su hijo, un camino de positivas experiencias y aprendizajes.

“Al comienzo nos daba cosa dejar al Vicente en el jardín, nunca nos habíamos separado de él. Pero una vez que ingresó nos dimos cuenta de que fue la mejor decisión, acá hemos descubierto que Vicente no tiene límites y que con sus ganas y nuestro apoyo podrá alcanzar lo que desee”, sostuvo Loreto Montecinos Guajardo, mamá de Vicente.

Vicente es uno de los más de 40 niños y niñas considerados beneficiarios directos del programa JUNJI Senadis, iniciativa que permite fortalecer el desarrollo integral de los párvulos que poseen Necesidades Educativas Especiales en un ambiente de inclusión, gracias al trabajo focalizado y permanente realizado por una dupla conformada por una Psicopedagoga/Educadora Diferencial y una Terapeuta Ocupacional.

“Este es el quinto año que el convenio se hace efectivo en los jardines infantiles de la JUNJI. Con mi colega asistimos una vez por semana para trabajar con todos los niños y niñas del jardín con NEE pero también con los equipos educativos y el resto de sus compañeras y compañeros, generando actividades que son previamente ideadas y que benefician a todo el grupo, en un ambiente de verdadera inclusión”, sostuvo Roxana Aising Morales, Educadora Diferencial y Psicopedagoga.

El convenio JUNJI- Senadis también considera la realización de visitas domiciliarias de los niños y niñas beneficiarios directos del programa, instancia donde las profesionales entregan orientaciones para fortalecer el aprendizaje cognitivo, motor, de lenguaje y comunicación e interacción social de sus hijos e hijas en el hogar.

Previous Next