logo

Menú Principal
  • 552 571 111
  • Sucre 500 y 524, Antofagasta
  • 635
  • 56
  • 5223

Chiu-chiu, (@JUNJI_Antofa). Con una vistosa y colorida ceremonia de ofrenda a la tierra que se conoce como “wake”, la comunidad educativa del Jardín Infantil “Los Conejitos Blancos” de Chiu-Chiu, realizó el tradicional floramento del ganado, costumbre que se traduce en un agradecimiento a la Pat’ta Hoy’ri (Madre Tierra) por alimentar a los animales, los que a su vez sirven de sustento a las familias de esa localidad.

El acto contó con la participación especial de los párvulos quienes –entusiastamente- se unieron a una actividad que pretende fortalecer las tradiciones y las costumbres de los pueblos del interior, a lo largo del tiempo.

El floramento es un agradecimiento a los cerros, campos, aguadas y vegas y consiste en enganchar flores, pompones y zarcillos hechos con lana cunte en las orejas de las ovejas hasta que caigan gotas de sangre, lo que se conoce como el pago a la tierra. El momento más importante de la ceremonia es el wake, la ofrenda que se hace con hojas de coca y alcohol. En el jardín infantil “Los Conejitos Blancos”, este ceremonial se lleva a cabo desde el 2012, cada 24 de junio, para la fiesta de San Juan.

“Hasta hace unos 40 años, los pueblos del Alto El Loa realizaban muchos floramentos. Ahora se ha perdido esa costumbre porque ya casi no se crían animales, razón por la cual nuestro jardín infantil decidió revitalizar esta costumbre, de manera que –en lo sucesivo- nuestros niños y niñas mantengan viva esta tradición”, afirmó la directora del establecimiento, Maddelin Miranda.

 

Algunas imágenes

Previous Next