logo

Menú Principal
  • 512 563 309
    512 220 710
  • Cordovez 535, La Serena
  • 926
  • 223
  • 10235

La Serena, (@JUNJI_Coquimbo). Con éxito finalizó la Primera Jornada Regional del Programa de Mejoramiento de Atención a la Infancia, PMI, que funcionan gracias al convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social y la JUNJI Coquimbo.

La jornada reunió a siete centros activos, cuatro de ellos pertenecientes a la Provincia de Elqui y tres a la Provincia de Choapa, con una cobertura de cerca de 80 niñas y niños de la región.

La directora regional de la JUNJI, María Angélica Romero, enfatizó que “este programa nos llena de orgullo, porque está trabajado con agentes comunitarios y es desde la comunidad donde surgen estas monitoras que luchan por los derechos de la infancia. En estas jornadas se trabajan temas muy importantes y después cuando culmina, es muy potente observar como ellas replican todo esto. Me he reunido con ellas de manera permanente y veo que existe calidad en sus procesos pedagógicos”.

La actividad tuvo como objetivo generar un espacio de encuentro personal y laboral que favorezca el trabajo colaborativo participativo y de equipo entre las participantes; además de entregar herramientas técnicas al equipo de los Centros PMI para realizar reuniones y talleres de padres y apoderados.

Melisa Barraza, monitora del PMI “Ruiseñores de Los Porotitos”, señala que esta jornada ha permitido intercambiar prácticas que pueden ser replicadas en sus centros educativos. “En todos los programas tenemos realidades distintas, entonces podemos compartir experiencias, esto en beneficio de nuestras niñas y niños. Todos estos conocimientos los podemos transmitir en nuestras localidades, seguir creando lazos y estimular en los niños y niñas el valor de su sector y sus lindos espacios”.

Por su parte, Maria Velásquez, monitora del PMI “Nuestro Pequeño Mundo” de La Serena, resaltó que esta jornada regional les “enriquece como personas, porque escuchamos los distintos saberes, los que son transmitidos a las niñas y los niños. A pesar de que no estamos en las mismas localidades replicamos lo que pasa en Canela, Salamanca o en Totoralillo, incluso, estamos a 15 minutos de Los Porotitos y desconocemos muchas de las historias que son propias del sector, entonces aquello es interesante y nos entrega mayor riqueza”.

Estos programas cuentan con un sello participativo o, en el cual los habitantes de un barrio o sector eligen a personas validadas por la comunidad para estar a cargo del programa, por ello la familia ocupa un rol importante en la ejecución de este programa.

Previous Next