logo

Menú Principal
  • 322 174 438
    322 174 446
  • Álvarez 646, piso 3, Viña del Mar
  • 1382
  • 282
  • 17981

En las salas de actividades se incluyen materiales que puedan resultar familiares y acogedores para los párvulos. Por ello, y a un mes del inicio de actividades en el jardín, se percibe un clima armónico que favorece los procesos de aprendizaje.

Viña del Mar, (@JUNJI_Valpo). Un living, una cocina y un comedor. Todo ello se puede encontrar en las salas de actividades del Jardín Infantil “Melodía”, ubicado en el sector de Glorias Navales en Viña del Mar, con el objetivo de que los espacios se vuelvan cercanos para que niñas y niños puedan vivir un proceso de adaptación más fácil.

“Hemos generado espacios acogedores para que los párvulos puedan conectarse con algunos elementos que también pueden encontrar en su hogar”, explica Carola Osorio, directora de la unidad educativa.

Por su parte, la educadora de sala cuna mayor, Jaqueline Vicent, señaló entusiasmada cómo han adaptado los espacios con la cooperación de toda la comunidad educativa y asegura que esta nueva forma de trabajo ha traído múltiples beneficios.

“Nos ha permitido dar una mirada más abierta, más integradora, hemos podido fomentar el desarrollo de las habilidades blandas. Los párvulos tienen la posibilidad de elegir los espacios y rincones. Nosotras hemos podido conectarnos más como equipo, cada uno aporta con su creatividad, no hay una instrucción rígida sino que todo es consensuado como equipo, lo conversamos, lo dialogamos”, indica.

Este jardín infantil de la JUNJI Valparaíso aplica en su trabajo pedagógico una adaptación de las principales corrientes educativas ligadas a la primera infancia, donde los niños y niñas son protagonistas absolutos de sus aprendizajes, ya que las educadoras ponen a su disposición diversos materiales y espacios y ellos escogen lo que desean explorar. Esto genera mayor goce de las experiencias a través de las cuales aprenden a socializar, a compartir y adquieren nuevas habilidades.

Previous Next