logo

Menú Principal

Enfoque de Género

Con la finalidad de dar cumplimento a nuestra misión institucional, la JUNJI logró dar un paso crucial en la tarea de avanzar en el resguardo de la calidad y equidad educativa: la creación del Referente Curricular.

Desde esta perspectiva, este referente ha asumido la educación inclusiva como un sello principal de calidad, que entiende el jardín infantil como una comunidad educativa que acoge y se dispone para incluir a todos los niños y niñas, independiente de sus características y condiciones individuales, evitando la exclusión y discriminación.

Dentro de este marco, se integra el enfoque de género y buen trato. Una Educación Inicial de calidad considera las diferencias entre niños y niñas, como un recurso de participación y apoyo para el juego, el aprendizaje, la relación, el desarrollo y el despliegue de valores y potencialidades.

Las diferencias de género requieren ser visualizadas. En la medida que educadoras/es y técnicas/os identifiquen y analicen su impacto en el desarrollo de las personas y en la construcción de la sociedad, ayudarán a desarrollar un espíritu de pertenencia y de bienestar emocional y relacional, clima ideal para generar aprendizajes con sentido y significado al interior de los jardines infantiles.

Abordar el enfoque de género en la educación parvularia, implica relevar su rol como un instrumento de transformación social, que ayude a reconocer los prejuicios y prácticas discriminatorias, que históricamente han marcado diferencias en la forma de mirar y tratar a mujeres y hombres, y que en especial, han tendido a devaluar históricamente a las mujeres en la sociedad.

¿Qué es Género y su socialización?

Entendiendo que el género es el conjunto de características culturalmente específicas que identifican el comportamiento de mujeres y hombres y la relación entre ellos, la socialización de género es el proceso a través del cual las personas adquieren su identidad.

Este proceso comienza a partir del nacimiento, y es un aprendizaje cultural de los roles que se asignan socialmente a cada uno de los sexos. Niños y niñas, desde que nacen, incluso desde la gestación, son sujeto de un trato distinto por parte de la familia y la comunidad. Desde sus primeros años, niños y niñas aprenden las diferencias entre ser hombre y ser mujer.

A lo largo de la historia de las sociedades, mujeres y hombres han aprendido, a través del proceso de socialización, el comportamiento que cada uno/una debe asumir de acuerdo a su sexo. Esto quiere decir, que la cultura ha influido y determinado los significados sobre lo que representa ser mujer y hombre en nuestra sociedad, situación que aún se mantiene, transmitiéndose sin mayores cuestionamientos, de generación en generación.

Es así que aún prevalecen con fuerza creencias sexistas tales como “los niños son más agresivos”, “las niñas más tímidas”, o, “los niños no lloran y las niñas sí pueden hacerlo”. Y sobre el mundo adulto “que las madres son las responsables del cuidado, salud y educación de sus hijos (as)”, mientras que “los padres deben permanecer idealmente fuera de la casa trabajando”.

Hombres y mujeres han sido sujetos de las expectativas sociales que se tienen sobre su comportamiento y desempeño. Las diferencias no sólo se expresan en ideas o creencias, sino que en los modos de relación, y más específicamente aún, en el trato que se establece entre las personas.

En este escenario, educadoras y técnicas son agentes socializadores y modelos que tienen un rol clave en la implementación de cambios culturales, sobre todo si intervienen en etapas tempranas y vulnerables del desarrollo de niños y niñas. Como primeras formadoras, cuentan con la posibilidad de colaborar en la tarea de reducir las diferencias y de generar igualdad de oportunidades educativas para niños y niñas.

Quieres saber más…

Puedes descargar los siguientes textos:

Resumen de derechos y deberes de padres y madres

Guía para incorporar el Enfoque de Genero en las practicas educativas de JUNJI

Enfoque de Género en las prácticas pedagógicas

Prácticas de crianza con Equidad de Genero